#brand advocacy

Somos conscientes del poder de los embajadores de marca y su capacidad de influir, condicionar y amplificar los mensajes de una compañía. Entonces, que sucedería si esa devoción por el producto y/o marca derivase también en una demanda de comportamientos más responsables por ejemplo en materia fiscal. ¿La devoción por una marca no debería tener sesgos hacia determinados valores?
Ver noticia

Síguenos

Top