balance

El año que termina se puede definir, también para el sector de la Responsabilidad Social, con la palabra que encabeza este artículo. Dos resultados electorales inesperados pueden tener consecuencias imprevisibles en el contexto de la RSE. Trump y el Brexit. Los retos globales no deben depender exclusivamente de quién o no quién esté al frente de una nación. Las empresas tienen que coger el volante y guiar al planeta hacia la senda de la sostenibilidad. Tienen capacidad para cambiar, pueden y deben. Y algunas ya lo hacen.
Ver noticia

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top