joomla site stats
Banner
Banner
REDposanble_logo_v1

Opinión

diarioresponsable.com

Ayer leía un interesante artículo de una experta periodista ambiental en el que se hacía eco de algunas de las últimas encuestas relativas a la preocupación social existente sobre el cambio climático,  y como los ciudadanos no se sienten informados correctamente sobre estos asuntos.

En el mismo artículo se resumían las conclusiones de lo hablado en la jornada sobre La percepción pública del cambio climático celebradas en Madrid. En la que el director de una agencia de comunicación científica española identificaba como la primera barrera para mejorar la información sobre el cambio climático, que  se trata  de un tema “fundamentalmente científico”.

Al leer esto, y tras felicitar por el buen articulo a mi antigua compañera y amiga, le comenté que habría que aclararle al director de esta agencia de comunicación, que esto no es así, ya  que, como ya he comentado en algunos de mis posts, el cambio climático hace mucho que dejó de ser un tema prioritariamente científico, para pasar a ser en igualdad de importancia   un tema económico y político. Y como tal habría que tratarlo.

Así ya lo entendió en 2006 el economista Sir Nicholas Stern, plasmándolo en su ya más que conocido Informe Stern. En el cual calculó el coste necesario para mitigar el cambio climático, comparándolo  con el coste de los impactos producidos ante la no actuación.  Llegando a la conclusión, según sus cálculos, de que si no se tomaban por aquel entonces las medidas adecuadas, el cambio climático puede hacer retroceder hasta un 20% la economía mundial.

Además el cambio climático se ha convertido en uno de los temas principales a tratar en el ámbito político. Obama no tuvo ningún inconveniente en reconocerlo como el riesgo más importante ante el que nos encontramos hoy en día. Así,  cada poco tiempo nos encontramos  en la prensa generalista con noticias relacionadas con la política y el cambio climático. Sin ir más lejos,  a principio de semana nos pudimos informar sobre la realización del llamado Diálogo de Petersburgo, en el que Francia y Alemania se comprometieron a reducir de un 80% a un 95% sus emisiones de dióxido de carbono de aquí a 2050 respecto a 1990, y por el que ambos países también han aportado ya 1.000 millones de euros cada uno para ese fondo verde que se quiere instituir y que pretende  alcanzar los 100.000 millones.

Rodrigo Rato | diario_responsableGracias a Jesús por tu eficacia y lo dicho, el papel lo aguanta todo:

Decía don Rodrigo Rato o quien escribiera estas líneas :

"La responsabilidad de la empresa, como el paso del tiempo nos está enseñando, no es algo inmutable. Y como no podía ser de otra manera, las prioridades sociales de cada momento marcan su imprenta. Desde luego, cuando hablamos de responsabilidad la primera pregunta que nos viene a la mente es ¿con quién? La empresa es sin duda responsable con sus accionistas que la han dotado de recursos y sin los cuales ni existiría.

También con sus clientes y proveedores, que forman su universo más cercano. Y la relación con sus trabajadores establece un entramado de responsabilidad es que el ordenamiento jurídico se ha encargado de dibujar y definir a lo largo del tiempo, estableciendo una relación privilegiada en la actualidad, aunque no siempre fue así. La empresa, sin embargo, tiene personalidad propia más allá de accionistas, clientes, proveedores y trabajadores, marcados todos por una relación inmediata.

La sociedad en la que desarrolla su actividad también tiene sus propias relaciones con cada empresa y esto no es algo nuevo.

diarioresponsable.com Andaba yo pensando en planes culturales para las vacaciones de Semana Santa cuando he vuelto a recordar un concierto muy especial al que asistí hace meses organizado por Ecoembes con la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, Paraguay.

La historia de superación de esta “atípica” orquesta me parece digna de ser contada:

La Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura nació hace 10 años cuando Favio Chávez, músico Paraguayo y actual director de la orquesta, decide enseñar música a los niños y niñas de Cateura, un barrio marginal construido sobre el mayor vertedero de Asunción, Paraguay.  Ante la falta de recursos, deciden construir, con grandes dosis de ingenio, instrumentos a base de los materiales de la basura.

“El mundo nos manda basura y nosotros le devolvemos la música” es su lema y gracias a él han recorrido medio mundo dando a conocer su música.

Utilizan guitarras fabricadas con latas, chelos creados a partir de bidones, flautas hechas de cañerías, monedas oxidadas y trozos de tenedores…pero más allá de lo curioso que pueden resultar los “instrumentos”, lo más impresionante para mí es la entrega y talento de esos pequeños músicos y su director para hacerlos sonar como una verdadera orquesta.

diarioresponsable.com |Ante el ya cercano fin de la legislatura -y ante el previsible cambio de panorama político-, los diferentes partidos  van afilando sus armas y perfilando sus programas.  Dada la cantidad y gravedad de los problemas,  son muchas, sin duda, las cuestiones que los que se dicen progresistas tienen que considerar. Pero entre ellas no debería faltar una que, pese a su importancia, no parece ocupar -por lo visto hasta ahora-un lugar prioritario entre las preocupaciones de las diferentes opciones electorales. Me refiero a la actitud integral que un Gobierno con vocación transformadora debería mantener frente a los comportamientos y a los impactos sociales y ambientales de las grandes empresas: es decir, su actitud frente a la nada infrecuente irresponsabilidad social de este tipo de empresas.

dia_sin_musica

Friedrich Niestzsche (1844 – 1900) 

En Diario Responsable apoyamos Un día sin Música. 

Por un IVA razonable y justo para la Música.

Un día sin música

Manifiesto

Tras más de dos años sufriendo un abuso fiscal injustificado, en forma de un IVA del 21%, y el abandono histórico que las administraciones públicas han mantenido sobre la música en directo –el subsector cultural menos subvencionado en nuestro país – es el momento de reafirmar lo que valoramos y por lo que trabajamos:

  • sin_iivaValoramos el carácter universal de la música como una de las formas de expresión y comprensión más antiguas- posiblemente la más antigua- de la humanidad, capaz de unir y emocionar a las personas, más allá de su origen, condición cultural y/o social.
  • Valoramos que la música, y particularmente la música popular en directo, es Patrimonio Cultural de todos los ciudadanos.
  • Valoramos la capacidad de nuestro país para producir nuevos contenidos musicales convertibles en riqueza y empleos sostenibles.
  • Valoramos la aportación social y cultural de todos los conciertos en directo y la importancia de tener un mercado competitivo para los más grandes con el fin de conseguir traer a nuestro país el mayor número posible de ellos.
  • Valoramos a los empresarios establecidos y a los emprendedores en sectores determinantes para la creación de imaginarios culturales propios, como es el mundo la música.
  • Valoramos las salas y locales donde se apuesta por programar música en directo y la importancia de que puedan ofrecer precios accesibles a todos los estratos sociales.

walmasterWalMart, ¿líder en sostenibilidad?

WalMart es la cadena de supermercados/tienda por departamentos más grande del mundo.  La empresa ha sido amplia y continuamente criticada por instituciones de la sociedad civil, en particular por los sindicatos por las condiciones laborales, en general de sueldos muy bajos y muy pocos o inexistentes beneficios sociales.  La empresa contrata buena parte de su personal para las tiendas entre personas de bajo nivel educativo, por pocas oportunidades alternativas de empleo, en particular personas mayores, algunos ya pensionados que necesitan suplementar las pensiones.  Durante el 2012 su filial mexicana fue encontrada culpable de sobornar para obtener permisos para abrir tiendas en lugares que deberían tener protección arqueológica (a un kilómetro de las pirámides de Teotihuacán).

http://www.scdigest.com/images/Walmart_Sustainability_Leaders.gifMás recientemente, intentó abrir una tienda en la capital Washington, lo que ocasionó que el consejo municipal intentase pasar una regulación que exigía que las grandes tiendas pagaran sueldos justos (living wage) para proteger a la población de menores ingresos, pero obviamente en contra WalMart en parte para proteger el comercio minorista del todo todopoderoso gigante.  Pero después de intenso cabildeo (lobby) la regulación fue vetada por el alcalde y WalMart comenzó a abrir tiendas en la capital.

En cuanto a la responsabilidad de sus productos es de notar que WalMart vende rifles de asalto con cartucheras de alta capacidad, esos que usan para matar en masa y no solo ir de cacería.  Si querido lector posiblemente no sabías que en algunos estados de EEUU se pueden comprar estas cosas en una tienda por departamentos.  Actualmente (marzo 2015) tiene una demanda legal de un grupo de accionistas (Trinity Wall Street Church en NY) para que se incluya una resolución en la Asamblea que pida al Consejo que considere la decisión de no venderlos.  Parece que es poco probable que la demanda prospere ya que se alega que ello daría rienda suelta a que los inversionistas se inmiscuyan en la gestión de la empresa. ¡Así estamos!  

Image result for walmart assault rifles

 Hay muchos más casos de comportamiento irresponsable que no vale la pena detallar.  Baste decir que es en este contexto que la empresa decidió mejorar significativamente sus prácticas en sostenibilidad.  Su anterior CEO Lee Scott (hasta el 2009) decidió tomar el liderazgo en muchas áreas, en particular en los temas de reducción de consumo energético propio y de los productos que vende, de reducción de empaques, eficiencia en la flota de camiones y en sostenibilidad en la cadena de valor.  En este sentido desarrollo un extenso programa de seguimiento y control de sus 60.000 proveedores, que fue modelo de otras empresas.  Pero como muestra de lo difícil que es este control, WalMart era uno de los grandes compradores en los proveedores del desastre de Bangladesh, su reacción fue no abandonar al país, pero no participar en los fondos de compensación, como lo hicieron muchas de las cadenas europeas (WalMart ofreció casi US$ 2 millones para entrenamiento en seguridad laboral, aunque antes del incendio se había opuesto a las mejoras en seguridad) (ver mi artículo Violaciones de DDHH en la cadena de valor: ¿me voy o me quedo?). 

Se mancha negra continúa siendo los sueldos y beneficios del personal (1.3 millones de empleados en USA, 2.2 millones a nivel mundial).  Recientemente sorprendió a muchos al anunciar que todos sus trabajadores ganarían por encima del sueldo mínimo ($7.10/hora).  Pero es recordar que el promedio de los sueldos en WalMart (11.83/hora) es todavía un 20% inferior al promedio de otras empresas del mismo ramo y los trabajadores de las ventas al detal piden que el sueldo mínimo sea de $15/hora (ver mi artículo Responsabilidad en la cadena de valor: ¿Se puede ser selectivo?)

¿Lavado de o cara contribución significativa?

Más recientemente WalMart tomó el liderazgo de desarrollar una metodología para calificar la sostenibilidad de sus productos, que ha desembocado en la creación de un sello de “Hecho por un líder en sostenibilidad” para la comercialización en su tienda virtual. Sin embargo este no es lo que se pretendía inicialmente de calificar el producto, se queda muy corto.   En su sitio web WalMart admite que el sello “no pretende representar el impacto social o medioambiental de un producto en particular, solamente que el productos ha obtenido una calificación suficientemente alta como para obtener el sello para todos los productos que producen en esa categoría”.     

El sello se le otorga a la empresa no al producto per se, pero se le otorga a la empresa para que lo use en el producto.  Por ejemplo, se califica al productor, por ejemplo a Colgate Palmolive, que produce centenares de productos, pero si se le otorga para dentífrico es porque es el productor de dentífricos mejor calificado de entre los calificados.  Si bien esta calificación es hecha por una institución relativamente independiente, The Sustainability Consortium, (basada en universidades pero financiada por los productores y comercializadores, de la cual también son miembros algunas ONGs), el sello que usa WalMart tiene varios problemas:

  • Se le otorga a la empresa.  No dice nada sobre cómo ha sido producido el producto ni sobre la responsabilidad del producto. Si WalMart vendiera cigarrillos, alguna marca tendría el sello (el “best in class” como las calificaciones en el Dow Jones Sustainability Index).

  • Se le otorga a la empresa mejor calificada de todas aquellas calificadas que producen el producto. Alguien tiene que ser el mejor o el menos malo.  Aunque la empresa sea irresponsable, no hay otras más irresponsables se gana el sello.  Se puede lograr con baja puntuación, mientras sea la menos baja.

  • No se compara con otras empresas que no hayan sido calificadas.

  • Se basa en información proporcionada por la misma empresa, en respuesta a 10-15 preguntas.  Es obviamente posible exagerar o mentir, pero hacerlo con WalMart puede tener consecuencias (aunque no se sabe lo que pasaría en este caso).

  • La información sobre la calificación de la empresa o de sus competidores calificados no está disponible al público. 

¿Y los que no tienen el sello son menos responsables?  Por el mismo proceso es muy probable que solamente puedan optar al sello las grandes empresas que tienen la capacidad de participar, las que puedan tener grandes poderes aun en comparación como un gigante como WalMart.  Pueden existir productos producidos mucho más responsablemente que no obtendrán el sello porque una empresa más grande es calificada, a nivel agregado, con mayor puntuación, o bien porque la otra no está calificada.  

Adicionalmente ello tiene el problema potencial del abuso, en el sentido de sostenibilidad, con productores cuyos productos se venden a través de otros distribuidores.  Si Colgate tiene el sello en WalMart, “parecerá” que todos sus productos son más sostenibles que los de la competencia en cualquier supermercado, a pesar de que sean de empresas más responsables y/o tengan productos producidos más responsablemente.   El beneficio del sello para las grandes empresas se extiende a toda la empresa y fuera del canal de comercialización de WalMart y por sobre empresas que no le venden a WalMart pero que pueden ser más responsables.

Es de imaginar que las empresas que obtengan el sello presumirán de “empresas líderes en sostenibilidad”, urbe et orbi, sin explicar lo poco que quiere decir obtener el sello de WalMart.  No solamente de empresas sostenibles, sino líderes en sostenibilidad. ¿Líderes comparados con quién?

Y me atrevería a decir que el consumidor o no se entera de lo que realmente quiere decir el sello o si se entera no lo entiende.  Con esto no quiero desdeñar del consumidor, pero son muy pocos los que se toman el tiempo para averiguar qué hay detrás del producto o de la empresa.  Sin ánimo de ofender, solo de explicar, los clientes de WalMart, en sus tiendas físicas, son conocidos por buscar bajos precios y en general son de la clase baja o media-baja.  Difícilmente se podría decir que son consumidores sofisticados en temas de sostenibilidad.  Para sus clientes este sello puede ser toda la información que tengan sobre la sostenibilidad de la empresa y del producto 

El sello ha sido laudado por algunos, criticado por otros.  El lector puede leer los artículos en las notas al pie para formarse su opinión.

¿Porque se crea este sello?

Originalmente la idea era la de calificar cada producto de acuerdo a su sostenibilidad, muy posiblemente basado en las características del producto y su productos más que de un análisis de cada producto en particular.  Y muy posible solo de acuerdo a alguna característica, como por ejemplo sus emisiones de gases de efecto invernadero.  La calificación de cada producto en particular es una tarea que no es financieramente factible.  La de la calificación más general, de acuerdo a alguna característica en particular es factible, aunque costosa, y más costosa a medida que se quieran incorporar más variables.  La que se optó es una tercera vía, más sencilla, pero como se puede deducir del análisis anterior, de poco valor agregado y de potencialmente mucho valor desagregado.  

 Es muy posible que esto se considere solo como un primer paso, hacia los más complejos.  

¿A quién está dirigido este sello?  Muy posiblemente el objetivo de su creación tenga que ver con una gestión integral de la reputación de WalMart, de obtener alguna prensa positiva, después de tanta negativa.  Es posible que se pretende influenciar la opinión de algunas organizaciones de la sociedad civil y algunos gobiernos.  También es posible que sea parte de su estrategia de capturar clientes de estratos superiores, que compran vía internet y en las tiendes de menor tamaño que se están abriendo, con diferentes productos, ubicadas en zonas de mayores ingresos que los mega-almacenes.  Hay que aprovechar el efecto aureola que induce a las personas a extrapolar un comportamiento conocido a otros comportamientos desconocidos (ver mi artículo ¿Se puede manipular la reputación?: El efecto aureola). 

Ojalá algún día tengamos sellos que reflejen verdaderamente la responsabilidad del producto o servicio.  El sello de WalMart está muy lejos de hacerlo.

Y cuando los sellos se usen en las tiendas físicas, muy posiblemente veremos rifles de asalto con el sello de “empresa líder en sostenibilidad”.  Algún productor de rifles tiene que tenerlo.

diarioresponsable.com Acabamos de pasar por las elecciones autonómicas en Andalucía. Sin pretensiones de juzgar acerca de la calidad personal, profesional y moral de los políticos que han concurrido a las elecciones, se me ocurre un comentario rápido.

La probabilidad de que tengamos gobernantes de alto nivel en cuanto a conocimientos, capacidades, cualidades y virtudes es reducida, porque no disponemos de mecanismos para seleccionarlos, encontrarlos y motivarlos, y los mecanismos de control a posteriori son muy limitados. Montar ese mecanismo sería tarea realmente imposible, porque no nos pondríamos de acuerdo sobre qué les vamos a exigir, y porque la selección ya está hecha de antemano, sin esos mecanismos.

con-nosotrasDía 8 de Marzo, Día de la Mujer Trabajadora, comienzan a ser destacadas, incluso en primera plana, las noticias  acerca de los informes, estudios, reportajes, discursos y debates que tratan sobre la discriminación y los déficits en igualdad de oportunidades que padecen amplios colectivos de  mujeres en la sociedad, en la familia y el trabajo. Conoceremos, de nuevo y a todo color, las estadísticas y gráficos que describen la realidad de las condiciones de trabajo y la doble carga de esfuerzo y responsabilidades en la que viven muchas mujeres en nuestro país. Volveremos a leer y escuchar los porcentajes de la injusta brecha salarial que padecen las mujeres en relación a los hombres en trabajos de igual valor, en muchas empresas y sectores económicos. Y comprobaremos, otro año más, que las mujeres cargan cada día más con el empleo precario, ahora agravados por los efectos de la crisis económica, como denuncian los índices de contratos a tiempo parcial involuntario de las mujeres, debido a la falta de empleo a tiempo completo y estable, por lo que no tiene nada que ver las comparaciones interesadas con los países del centro y norte de Europa.  

Este 8 de Marzo leeremos páginas enteras de opinión y veremos documentales y reportajes donde se explican y denuncian las inaceptables dificultades, a veces difusas, pero reales e implacables, que padecen muchas mujeres para progresar profesionalmente en sus empresas, donde tienen que soportar la maternidad como un estigma y con una clara e insalvable desventaja a la hora de asignar responsabilidades  y a la hora de acceder a la formación, aunque la igualdad de oportunidades esté escrita en “letras de oro” en las leyes, los convenios colectivos, o en los códigos éticos de las empresas. Seguiremos conociendo cifras y  estadísticas que nos mostrarán la clara desproporción en el reparto de los cargos directivos y ejecutivos entre hombres y mujeres en todos los ámbitos y niveles, algo que, además de injusto, es una permanente rémora para la mejora de la competitividad y eficiencia de nuestra economía y de las empresas.

Compartimos aquí:

RSS   Síguenos en Twitter    Síguenos en Google +    Síguenos en Facebook    Síguenos en Youtube

Suscríbase a nuestro boletín



Agenda RSE

Banner

Comentarios recientes

RSS

En la distancia corta

En red_ponsable

profile
Rocio Dañino subió un nuevo avatar.
hace 22 horas
profile
Covadonga subió un nuevo avatar.
hace 2 días

En la distancia corta en diario_responsable