• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus
La tan traída y llevada Responsabilidad Social Empresarial tiene todavía muchos ámbitos en los que estrenarse en el sector privado y los usuarios muchas ocasiones por delante para exigirla y reivindicarla. Todas las empresas tienen mucho que contar a sus clientes, pero se lo callan porque no tienen obligación legal alguna
Sin transparencia no hay responsabilidad

El empresario hotelero Antonio Catalán reconoció en noviembre de 2016 en Málaga que los hoteles no deben ganar más a costa de explotar a su personal, sacó pecho por lo que hace su cadena (AC): todos sus trabajadores son fijos y no subcontrata a las camareras de piso, invitó a sus colegas del sector a portarse bien y arremetió contra la reforma laboral del PP.

Catalán metió el dedo en varias llagas y no se mordió la lengua.  El sector público está obligado por ley a ser transparente, pero las empresas privadas no tienen casi ninguna obligación de compartir información.

La Administración debería ser mucho más exigente con las empresas, estas deberían informar en sus webs del número de trabajadores, el convenio colectivo por el que se rigen (salarios que pagan a su personal), subcontratas y lo que hacen para reducir su impacto ambiental.

 Acreditra ( http://acreditra.com/ ), la asociación española para la acreditación de la transparencia, es un buen referente para que las empresas evalúen su apertura a la sociedad porque sin transparencia no hay responsabilidad social alguna que valga.

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top