• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

diarioresponsable.com Un año más, el 7 de Octubre se celebra la “Jornada Mundial por el Trabajo de Decente”. El concepto de “trabajo decente” fue lanzado en 1999 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y se define como aquel con un salario y condiciones que garantizan una vida digna al trabajador o trabajadora y su familia, que se desarrolla en condiciones seguras y saludables, que garantiza la protección social, y en el que se respetan los derechos fundamentales de libertad de sindicación y de negociación colectiva, con derechos iguales y no discriminación laboral por razón de sexo, religión o pensamiento.

Para combatir las frecuentes violaciones a tales derechos, y consciente de que es una tarea que precisa del esfuerzo de amplios sectores sociales y políticos en el mundo, la Confederación Sindical Internacional (CSI) lanzó públicamente en enero de 2007 la Campaña Global por el Trabajo Decente desde los parámetros definidos por la OIT. Una campaña para promover y liderar desde el movimiento sindical una amplia alianza con las fuerzas políticas y sociales progresistas de todo el mundo, y que se concretó en la convocatoria de 2008 como la primera Jornada Mundial por el Trabajo Decente (JMTD).

Se trata de una Jornada de acciones y movilizaciones en múltiples frentes, en las empresas y en los centros de estudio, en las calles e instituciones, con manifestaciones y muestras artísticas, conferencias y reuniones de sensibilización, de solidaridad y de lucha, celebrados año tras año, y que han permitido que el significado del 7 de Octubre haya ido ganando fuerza y dimensión, convirtiéndolo en una fecha muy especial. Así se reflejará en muchos medios de comunicación con programas y reportajes específicos, debates y tribunas, dedicados a la concienciación por la globalización de los derechos fundamentales del trabajo, a la solidaridad con los millones de trabajadores y trabajadoras en el mundo que carecen de ellos, como  expresa el eslogan de la campaña de JMTD de la CSI este año 2015: “Alto a la Codicia Corporativa” (http://2015.wddw.org/es/portada/).

Se trata de una jornada que aspira a movilizar a los sindicatos de todo el mundo, cada uno en su particular ámbito profesional y territorial, promoviendo hasta en el último rincón del planeta la lucha por el trabajo decente. Aspira a concienciar y a movilizar a la sociedad  exigiendo de los gobiernos las acciones necesarias para recuperar el crecimiento económico y construir una economía global, situando la prioridad en las personas y en la garantía de un trabajo decente y productivo en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad, frente la avaricia de unos pocos. Para erradicar la precariedad de los contratos, los bajos salarios, la desigualdad, la discriminación y la pobreza de tantos trabajadores y trabajadoras

Queda mucho por hacer en la agenda social, económica y política de todos los países para alcanzar una globalización justa y obtener el necesario desarrollo equitativo, inclusivo y sostenible y eliminar el trabajo sin derechos; mucho que negociar y acordar entre los sindicatos y las empresas multinacionales y globales sobre el contenido de los Códigos de Conducta y los instrumentos que garanticen la verificación de su estricto cumplimiento y respeto hasta el último eslabón de las cadenas de producción y distribución.

Es imprescindible una nueva legalidad internacional sobre el Trabajo Decente basada en normas universales y en instrumentos que lo garanticen eficazmente. Una herramienta esencial debería ser, como viene exigiendo reiteradamente el sindicalismo mundial, el control por parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) de que los productos objeto del comercio mundial tengan la garantía de que se han respetado los Convenios de la OIT en su producción  y distribución. Pero, como ha afirmado tantas veces Isidor Boix Lluch, de la Federación Sindical Mundial “IndustriALL Global Union” y uno de los dirigentes sindicales más cualificados a la hora de hablar de la globalización de los derechos laborales, “la OIT no puede y la OMC no quiere”.

Las normas eficaces que garanticen los derechos del trabajo deberán seguir construyéndose desde la acción de los sindicatos y la negociación colectiva, desde la eficacia y rigor de la Responsabilidad Empresarial, desde la concienciación de la ciudadanía y de sus organizaciones sociales y políticas. Y este 7 de Octubre puede ser una fecha importante para la dignidad del trabajo y de las personas. 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top