• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus
diarioresponsable.com | Malcolm Gladwell tiene una mirada peculiar de las cosas. Como sociólogo, periodista e historiador nos ofrece una visión "diferente" en sus libros sobre situaciones en las organizaciones, experiencias vitales y acontecimientos que guardamos en la memoria colectiva. Es realmente ameno. En su último Best Seller "David y Goliat" habla sobre el miedo y cómo reaccionamos ante él en diferentes situaciones y como lo que a veces consideramos una desventaja no lo es tanto. 

En este libro se cita un estudio "The estructure of Morale" (MacCurdy) ,publicado después de la segunda Guerra Mundial, que defiende que no sólo tenemos una inclinación a tener miedo de lo desconocido sino que todos somos propensos "al miedo a tener miedo". Sin embargo si hemos superado una situación muy adversa a la que le teníamos pavor con un comportamiento sereno y nos vemos a salvo, el contraste entre la aprensión y el alivio (y el sentimiento de seguridad actual) genera confianza en uno mismo que es la fuente del coraje.  Es decir ¡el valor se aprende! (es una buena noticia).

¿Y cómo nos comportamos ante una situación desconocida?

Ya se sabe, con resistencia al cambio. Las organizaciones no son una excepción ya que las forman personas. La zona de confort es el espacio al que nos aferramos aunque no nos permita experimentar, ni aprender casi nada,  pero es lo que conocemos y nuestra reacción ante lo no controlado genera rechazo. Pero en este post queremos comentar cómo afecta a la innovación y cómo la RSE es un elemento que aporta confianza haciendo más fácil romper esta situación. 

Afortunadamente hay personas que ven estas situaciones desconocidas como retos, estímulos para aprender. No podemos pretender reaccionar exactamente de la misma manera, pero ¿Hemos valorado el coste de oportunidad? 

 En España se condena el fracaso casi siempre, es innegable. Y la gente tiene miedo al fracaso limitando sus opciones por el entorno. En otros países emprender varias veces está bien visto ya que se percibe como una oportunidad para aprender y un importante bagaje para la próxima ocasión. En nuestro país no se ha fomentado el emprendimiento hasta hace poco en edad escolar, en consecuencia es normal que tengamos uno de los índices más bajos de generación de nuevas empresas de U.E (además  la lentitud del proceso y coste) .

Obviamente hay que "saber fracasar bien". Todo tiene un límite, pero si aprendemos del error generamos la experiencia necesaria para innovar en la dirección correcta.

El caso de las personas intraemprendedoras (emprender desde dentro de una organización para promover cambios)  también es paradigmático. Tienen una manera de ser curiosa, creativa, son optimistas, persistentes  y acostumbran a tener una gran resistencia al estrés y la frustración por la situación de dificultad en la que se encuentran frecuentemente, sintiéndose a veces un poco "inadaptadas".

Este colectivo son los tractores del cambio y vale la pena integrarlos en el proceso. La diversidad debe gestionarse e incorporarse en la organización -y hacemos referencia a todo tipo de diversidad.

Otro caso es lo que está ocurriendo sobre el debate acerca del consumo colaborativo , (post 10 sencillas maneras de promover la sostenibilidad) pero esta situación nos ofrece una oportunidad para segmentar mercado,adaptar procesos, cubrir demandas y avanzar. 

Antonin Léonard, fundador de OuiShare, ha sido una de las personas que ha participado en el Fórum Impulsa de la Fundació Princep de Girona de este año. Hace patente la "inadaptación" de las personas disruptivas ("Why genieuses don't have jobs ") hasta que son aceptadas por la sociedad por normalización del proceso.

No todas las personas tenemos la misma tipología de inteligencia,ni capacidad de cambio y de ahí la habilidad de la organización para promover el trabajo en red dentro de la empresa pero también,de manera gradual, en toda nuestra cadena de valor. Este proceso de cambio genera productos y servicios más potentes y adaptados.

 Volviendo a Gladwell en "David y Goliat" plantea que no somos conscientes de que lo grande, fuerte y con una gran técnica aprehendida (representado en la figura de Goliat)  también tiene su otra cara de la moneda:  es "poco ágil", previsible y estático. Reaccionar de manera diferente genera desconcierto (como hizo David lanzando la onda a un gigante) ofreciendo un resultado sorprendente para la mayoría. En definitiva, nuestra percepción de las cosas tiende a limitarnos y conversar con los demás nos ofrece una visión mucho más completa generando procesos de innovación abierta y de responsabilidad social bien integrada. 

Aunque nos cuesta, soy de la opinión de que estamos aprendiendo del fracaso en referencia a la situación vivida en los últimos años. Las reflexiones son cada vez más frecuentes, y lo más importante, se están generando "acciones", cambios en el sistema.  Se empieza a promover de manera normalizada el  el emprendimiento , las habilidades comunicativas y los valores en las escuelas, de manera transversal. Y eso dentro de unos años generará resultados en el número de empresas creadas y su índice de éxito. También se están observando cambios en el ámbito político,  en la participación ciudadana y naturalmente en las empresas.

Las organizaciones están incorporando esta cultura de la colaboración poco a poco Lo importante es aprender del proceso, generar valor compartido que además ofrece resultados más rápidos y concluyentes. Tenemos muchos ejemplos más que lo demuestran:  Wikipedia, investigaciones oncológicas en colaboración con diferentes hospitales, patentes en abierto cada vez más frecuentes . Internet ha sido determinante en este proceso.

La Responsabilidad Social contribuye a implementar estos cambios que son clave para las organizaciones adaptadas a los nuevos entornos y necesidades generando impactos positivos para todos y entornos de confianza.

 Ya lo decían los Antiguos "Todo cambia, nada permanece" (Heráclito). Aprovechemos el momento. Sin miedo. 

@immaperez 

Post publicado en www.nottopic.es

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top