• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

diarioresponsable.com | Imma Pérez | Confieso que cuando escuché hablar del concepto "materialidad" el año pasado me llamó la atención y mucha curiosidad. Fue al leer el G4, la nueva guía para la elaboración de memorias de sostenibilidad, de la Global Reporting Initiative (GRI).

Es un elemento al que se le da mucha importancia vinculado también a una manera de informar más simple, más eficiente, más directa y más centrada en la esencia.  Entendí bastantes cosas, del pasado y del futuro de la RSC. Esto va en serio... pensé. Implica mover ficha.

Hablemos de materialidad. ¿Qué es?Te diré lo que no es: no tiene nada que ver con el materialismo, sino con la capacidad de incidir, de ser capaces de extraer lo importante de lo superfluo. Porque debes de contar con las personas de tu alrededor para dialogar y ser capaces de decidir qué es importante para ti y para ellos y consensuarlo. Este planteamiento tiene una relación directa con la estrategia, pero también con la acción, con el compromiso, con el avance y la innovación.

 No tiene que ver con el materialismo porque no es pensar exclusivamente en tus intereses como organización, en el cortoplacismo, en el "ya se apañarán". Sino en el qué pasará mañana, cómo afecta lo que haga en los demás en un futuro, y que además incidirá en tu propio futuro más pronto de lo que piensas porque dependes de ellos.

¿Qué genera este planteamiento?

Es una experiencia muy positiva, sin duda.

Genera cuestionar la eficiencia de los procesos que no aportan valor a nadie y que sólo restan tiempo, esfuerzos y costes. Implica mucho, mucho aprendizaje de unos y otros, gente diversa que se sienta en una mesa y que te ofrece una visión diferente y "disruptiva" de tu negocio en aspectos que no te habías planteado. Implica hablar claro y escuchar con ganas, aunque a veces no te "regalen los oídos", generando un clima de verdadera confianza, de ver que eres importante para ellos y ellos para ti. Y eso genera mucho valor social y económico, desde ya, con las propuestas de mejora que surgen de las sesiones grupales, como de la reflexión de la compañía por las aportaciones recibidas. Cuando tienes el placer de participar en una experiencia laboral de este tipo entiendes la razón por la que una organización es de una manera determinada. No es por el hecho de que haga un producto único en su mercado (puede dedicarse a cubrir una necesidad a la que se enfocan muchas empresas) sino por su cultura, por el intangible de su producto , del valor de la reputación obtenida por el reconocimiento del día a día de personas anónimas (y no tan anónimas),  del poder del boca oreja. Porque dialogar de esta manera con tus grupos de interés no se obtiene ni en un día, ni en una semana. Esto es trabajo a las espaldas. Pero se ve, y lo más curioso, compartir te hace único. Un conocido  profesional de la comunicación  al que admiro tiene frases incisivas como
" Lo representativo es aquello con lo que pasamos mucho tiempo y por tanto le damos importancia". De acuerdo, entonces ...

¿Qué es representativo para ti? ¿Y para tu organización?

@immaperez

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top