Publicado el
El más reciente estudio del Pacto Mundial de la ONU en España, basado en las memorias de sostenibilidad de las empresas del IBEX 35 del último ejercicio, revela un cambio sustancial en la mentalidad de la alta dirección. Según el informe, ahora el 97% de estas entidades emiten una declaración expresa respaldada por la alta dirección sobre la importancia de la sostenibilidad en sus operaciones, en comparación con el 71% del ejercicio anterior. Además, estas empresas están reportando un aumento significativo en la implementación de buenas prácticas relacionadas con la Agenda 2030.
La mayoría de los ejecutivos del IBEX 35 tiene una remuneración por su desempeño en sostenibilidad

Indudablemente, estamos presenciando un cambio de paradigma significativo en el ámbito empresarial, donde cada vez más compañías están colocando la sostenibilidad en el núcleo de sus operaciones. Este cambio refleja una evolución en la mentalidad empresarial, reconociendo que el éxito a largo plazo no solo se define en términos de ganancias financieras, sino también en términos del impacto positivo en lo social y lo ambiental.

Las empresas están comprendiendo que la sostenibilidad no solo constituye una responsabilidad ética, sino también una oportunidad estratégica para generar valor a largo plazo. La integración de prácticas sostenibles en todas las áreas de la empresa, desde la cadena de suministro hasta la gestión de recursos humanos, no solo ayuda a mitigar los riesgos asociados al cambio climático y la escasez de recursos, sino que también impulsa la innovación, mejora la reputación de la marca y fortalece las relaciones con los clientes y las partes interesadas.

El reciente informe del Pacto Mundial de la ONU en España, basado en las memorias de sostenibilidad de las empresas del IBEX 35 del último ejercicio, destaca este cambio de paradigma. Revela que el 97% de estas empresas ahora emiten una declaración expresa respaldada por la alta dirección sobre la importancia del desarrollo sostenible, en comparación con el 71% del ejercicio anterior. Este hecho subraya un compromiso firme con la sostenibilidad y refleja una clara dirección desde la cúpula empresarial hacia una forma concreta de hacer negocios.

La publicación también resalta la relevancia creciente de la integración de los criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobierno corporativo) en el tejido empresarial. Este año, se dedica un apartado al análisis de la gobernanza en estas entidades, donde se destaca que el 89% ya cuenta con una comisión o comité específico de sostenibilidad y que prácticamente la totalidad (97%) verifica la información comunicada a través de un tercero.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 también están emergiendo como una prioridad estratégica para las empresas del IBEX 35, con un 97% que ha manifestado su compromiso con su consecución. Sin embargo, se observa la necesidad de establecer objetivos medibles y cuantificables, ya que solo el 60% de las empresas del IBEX cuenta con ellos, y solo el 54% mide los avances en relación con estos compromisos.

En cuanto a los ODS prioritarios para estas empresas, se mantienen consistentes desde 2019, siendo el ODS 13 sobre acción por el clima el más abordado (74%), seguido del ODS 8 sobre trabajo decente y crecimiento económico (71%) y el ODS 9 de industria, innovación e infraestructura (63%). Por otro lado, los ODS menos trabajados siguen siendo el ODS 1 de fin de la pobreza, el ODS 14 sobre vida submarina y el ODS 2 de hambre cero.

Es alentador ver que el 80% de estas empresas afirman trabajar en la Agenda 2030 a través de alianzas, lo que resalta la importancia de la colaboración para abordar los desafíos del desarrollo sostenible. Además, un número creciente de empresas está reportando buenas prácticas relacionadas con la Agenda 2030, con un 97% este año en comparación con el 71% del año anterior.

En el análisis de las cuestiones sociales y ambientales en el IBEX 35, se observa un avance significativo en el área social, especialmente en la evaluación de riesgos sobre derechos humanos, así como un aumento en la promoción de la igualdad de género. Sin embargo, se detecta una disminución en los programas para promover la salud y el bienestar, indicando que esta área ha perdido relevancia tras la pandemia.

En cuanto a los aspectos ambientales, hay una mejora generalizada en diversas métricas. Este año, el 100% de las empresas del IBEX 35 presentan un compromiso de reducción de emisiones, aunque solo un 34% lo ha hecho con el objetivo de cero neto a través de Science Based Targets (SBT). Además, es destacable el aumento en el número de empresas que disponen de una estrategia climática, que ha pasado del 77% al 86%.

Puedes consultar la publicación completa aquí.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies