• Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus
No tiene dudas, la Responsabilidad Social actual no es suficiente. Lo lleva defendiendo durante años y parece que el paso del tiempo le da la razón. El catedrático de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Bolonia y profesor de Economía Política Internacional de la Universidad John Hopkins apuesta por la Responsabilidad Civil de las empresas, donde las compañías se involucren en cambiar para bien las estructuras que rigen la sociedad
Stefano Zamagni: “Es el momento de la Responsabilidad Civil de las empresas”

Civil es sinónimo de amable, cortés, correcto, educado, sociable, urbano, atento, que se comporta como es debido... De origen latino, viene de Cívitas y significa ciudadanía. ¿Se imaginan llevar este concepto a la empresa? Que ésta pensara por y para empoderar a sus ciudadanos.  “La Responsabilidad Social no puede declinarse en negativo, desde sus inicios se dice que las empresas no pueden explotar a los trabajadores, destruir el medio ambiente o ir en contra de la moralidad individual. Pero se ve que esto poco avanza. Hay que ir hacia la Responsabilidad Civil de la empresa, hablar en positivo y modificar las reglas del juego económico y financiero”, cuenta el profesor Zamagni. Nos reunimos con él la semana pasada en Salamanca antes de comenzar la jornada del Atrio de los Gentiles. Italiano, con un excelente español que aprendió de manera autodidacta, conoce bien España y se interesa por la situación política actual. “Al final muchos políticos están al servicio de las empresas”, reconoce.

La ingeniería fiscal es uno de los aspectos que ha hecho mucho daño a la imagen de la Responsabilidad Social de las empresas, la congruencia de la empresa en estos casos queda en tela de juicio. Un compañía que estuviera inmersa en la Responsabilidad Civil no permitiría los paraísos fiscales y lucharía para erradicarlos, “hay que cerrar los paraísos fiscales, aquí la responsabilidad de las empresas es muy grande, si las más grandes del mundo hablaran con sus gobiernos sobre la voluntad de cerrarlos en 48 horas ya se habría zanjado este asunto”. No es ninguna utopía, en los últimos años se han visto algunos avances en Europa. Las empresas hoy en día son también agentes políticos porque pueden modificar las reglas del juego económico, “ y pueden hacer mucho para evitar la desigualdad”, subraya Zamagni. Un ejemplo muy sencillo de esta Responsabilidad Civil sería la manera de afrontar por parte de las organizaciones el desempleo juvenil. No sólo deberían de preocuparse por tratar bien a los jóvenes, “tienen que inventar nuevos sectores de trabajo, y no es otra utopía”.

Las B Corporation, B Corp,  Empresas B o empresas sociales son una gran esperanza para el catedrático italiano. Un movimiento que nació en 2010 en los Estados Unidos y que se centra en un doble objetivo: tener ganancias y ser de utilidad social. “Deben ser sostenibles y estar en beneficio de la sociedad, en sus estatutos incluyen el compromiso social y ambiental una novedad absoluta ”. El movimiento pone a disposición de las empresas un exhaustivo método de medición de impacto de las diferentes áreas de negocio, desde aspectos socioambientales o políticas laborales a gobierno corporativo o contabilidad financiera inclusiva. Las empresas B Corp, que han de cumplir con estos criterios, deben reflejar en sus estatutos la misión de generar un impacto positivo en la sociedad, comprometiéndose así públicamente con estos objetivos y obligándose a ello mediante sus propios estatutos. “En Italia, las B Corp están funcionando muy bien, hay 92 empresas certificadas como tal y el parlamento aprobó el año pasado la figura de la Società Benefit. Es el país más avanzado después de los EEUU. España debería legislar más en este sentido para fomentarlas”.

Mirando al futuro, Stefano Zamagni desea un contexto económico donde impere la Responsabilidad Civil y donde convivan las empresas puras capitalistas con las cooperativas y las B Corporations. “En una democracia tiene que haber pluralidad de partidos lo mismo en la economía”, puntualiza.

@ignaciocayetan 

¿Te ha gustado el artículo?

3 No me ha gustado 0

Si te ha gustado, ¡compártelo!

  • Publicar en Linked In
  • Publicar en Google Plus

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top